13281971_10209620072446899_1935570027_n.pngUna de las cosas más lindas que nos pasan a las familias de niños con alguna enfermedad es compartir experiencias con otras familias. Ese momento en el que le hablas a otro y sentís que te entiende como nadie, por más que no lo conozcas personalmente y el único contacto que tengas sea vía mail. Hoy, celebramos junto a la familia Gabrielli, la perseverancia, paciencia y el camino recorrido por Juan Pablo.
Gracias Daniel por compartir y festejar con todos los Glut!!Porque en este Blog queremos exponer y contar todas las emociones y vivencias de aquellos que transitan caminos parecidos, y que luego de mucha perseverancia hoy están festejando.
“Quería compartir mi experiencia como papá con ustedes y algunas sensaciones. A Juan Pablo le detectaron GLUT a los 6 años. De más está decirles que fueron los peores 6 años de nuestras vidas, dar vueltas por cuanto médico nos mostraba una luz de esperanza de que Juan iba a tener una buena calidad de vida, millones de estudios, algunos invasivos… pero bueno, esta parte muchos de ustedes ya la conocen, ya la vivieron como la vivimos nosotros. Y llegó el momento de la Dieta… arrancamos con mucha fé y los cambios se vieron enseguida. Con mucha constancia de nuestra parte y mucha voluntad de parte de Juan fuimos yendo para adelante, previo curso a la familia de como manejar la Dieta. Juan empezó a tener una vida casi normal, poder quedarse a dormir en la casa de un familiar, asistir a un colegio común, amigos, poder jugar a la pelota, etc., pero no nos conformamos, y Juan tampoco… fue por más.  A los cinco años de Dieta, la cual funcionaba como una máquina perfecta, la nutricionista nos comenta la posibilidad de cambiar la dieta y pasar de la Cetogénica a la dieta Arkins adaptada. Esto significaba liberar carne, pescado y pollo…. y seguir con el resto de la dieta como hasta ahora. “Ya está”, nos miramos con Alicia (mi esposa) y sentimos que tocábamos el cielo con las manos, por fin ibamos a ver a Juan feliz de poder comer un churrasco entero… y asi fue, pero por estas cosas de la naturaleza y de esta máquina perfecta que es el cuerpo humano, ya en su adolescencia y con todo el cambio de metabolismo que esta conlleva, existía la posibilidad de liberar la dieta a cosas que Juan nunca comió, por ejemplo: papa, batata, fideos, etc.
Y ese día llegó… el pasado viernes Juan arrancó con esta nueva etapa… si estamos felices?…CLARO QUE SI, SOMOS LAS PERSONAS MAS FELICES DEL MUNDOOO!!!! por Juan y por todos los chicos que tienen GLUT como Tomy y Santi que tuve el enorme placer de conocer, con historias tan parecidas a la de Juan. Quiero decirles que definitivamente SE PUEDE, con esfuerzo, con ganas.
Se abrió una puerta gigante y ojalá todos la puedan aprovechar. Juré dedicar cada minuto de mi vida hasta que me muera a intentar mejorar la vida de Juan y la de todos los GLUT…. bueno…estamos en camino. Desde ya, estoy a disposición para cualquier duda que tengan”.

Daniel, papá de Juan Pablo (de 16 años)
Buenos Aires – Argentina
daniel_gabrielli@hotmail.com

Anuncios